Publicador de contenidos Publicador de contenidos

« Atrás

La eficiencia está en los detalles

El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) está realizando una nueva campaña para promover la eficiencia energética. A través del mensaje "La eficiencia está en los detalles. Si vos sos eficiente, tu mundo también", se pretende mostrar que la suma de pequeñas acciones en nuestra vida puede contribuir a un mundo más eficiente para todos, y se invita incorporar criterios de eficiencia energética en nuestros hábitos.
 
La campaña está siendo emitida en canales de TV nacional, radio, vía pública y redes sociales. 
 
Esta acción se enmarca en el Plan Nacional de Eficiencia Energética, aprobado en 2015 por el Poder Ejecutivo, que establece como una de las líneas estratégicas de trabajo para la Dirección Nacional de Energía la sensibilización sobre la importancia del uso responsable de los recursos energéticos. 
 
Esto es así porque, la promoción de la eficiencia energética implica, necesariamente, promover cambios culturales vinculados a cómo usamos la energía. 
 
Si bien, es usual asociar la eficiencia energética al cambio tecnológico, es fundamental que los usuarios puedan dar un uso adecuado a esa tecnología y que incorporen criterios de eficiencia energética en sus hábitos de consumo. 
 
 
 
 
La generación de campañas de difusión masiva constituye una de las estrategias de comunicación por las que ha optado el MIEM, pero no es la única.
 
 

Consumidores informados: Consumidores eficientes

 
El etiquetado de eficiencia energética de electrodomésticos es una herramienta para que los consumidores puedan seleccionar a los equipos teniendo en cuenta el desempeño energético de los mismos.
 
La etiqueta informa en forma gráfica y sencilla la eficiencia energética de los equipos identificándolos según su clase de eficiencia, siendo clase A los más eficientes y clase G los menos eficientes.
 
Un electrodoméstico es eficiente cuando hace lo mismo que orto consumiendo menos energía.
 
En 2016 se incorporó de forma obligatoria la etiqueta en los equipos acondicionadores de aire. Estos equipos se suman a los que ya contaban con la etiqueta obligatoria: lámparas fluorescentes compactas, heladeras y calefones.
 
Cuando se compra un electrodoméstico no se suele reparar en el desempeño energético. Sin embargo, este incide en el consumo durante la vida útil del equipo y por tanto en el gasto futuro de los hogares.
 
A modo de ejemplo, un calefón eficiente permite reducir en hasta un 15 % el consumo de electricidad en comparación con un equipo clase C. En el caso de refrigeradores, este ahorro puede alcanzar hasta un 25 %, y con un aire acondicionado clase A es posible ahorrar más de un 30 % en comparación con un equipo G o F.
 
Las etiquetas se encuentran adheridas a los equipos en los puntos de venta pero también es posible consultar en el sitio web de URSEA el listado de equipos etiquetados y su desempeño energético.
 
El trabajo en el marco del Programa de Normalización y Etiquetado de Eficiencia Energética, implica el ensayo, la evaluación de equipos, la actualización de criterios y el análisis de qué equipos deben contar con etiqueta de forma más prioritaria.
 
Además, semestralmente el MIEM realiza el seguimiento de los equipos que se venden aplicando un cuestionario a las empresas vendedoras de equipamiento. A través de este seguimiento es posible comprobar que, en todos los equipos en los que se ha incorporado la etiqueta, el mercado tiende progresivamente a comercializar cada vez más los que son más eficientes.
 
Actualmente, el MIEM está trabajando para que en el 2017, las lámparas LED se incorporen al Sistema Nacional de Etiquetado.
 
Asimismo, el MIEM cuenta con herramientas web y simuladores que tienen como objetivo difundir información de interés de forma clara y accesible. Entre ellas se encuentra http://calculodeconsumo.dne.gub.uy/ que permite calcular y comparar los consumos para calefacción de vivienda y para calentamiento de agua y cocción de acuerdo a los equipos y energéticos que se utilicen.
 
Entre los desafíos del ministerio para el 2017 también se encuentra el de optimizar estas herramientas y, particularmente, generar nuevas aplicaciones que permitan obtener información sobre el desempeño de los equipos.
 
 

Beneficios de la eficiencia energética

 
Los beneficios de incorporar criterios de eficiencia energética son múltiples.
 
  • Reduce el gasto energético en el presupuesto familiar.
  • Reduce los costos de producción u operación de las empresas, mejorando su competitividad.
  • Disminuye la presión sobre los recursos energéticos no renovables así como la inversión para importar energéticos que debe realizar el país.
  • Disminuye el impacto sobre el ambiente local y global.
  • Es la medida más efectiva, a corto y mediano plazo, para lograr una reducción significativa de las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero, así como de otros gases contaminantes.